Sor Giselle Vaquero Pacheco

Todo comenzó en una noche de verano cuando solo tenía 5 años, paseaba con mi papá y encontramos una Iglesia abierta, entramos y fue entonces cuando encontré la Perla Preciosa por la que he dado toda mi vida, el Tesoro por el que ya no me pertenezco, ya que soy toda de Él. Al final de la Iglesia estaba Jesús Crucificado y no sé cómo, ni por qué, le dije: Me quiero quedar aquí para vivir Contigo.

Así pasaron los años y siempre que entraba a una Iglesia le decía lo mismo, claro sin pensar nunca en la posibilidad de ser Religiosa. Pero los planes de Dios eran otros y el Señor puso en mi alma el deseo de servirle en mis Hermanos que sufren. Cuando cumplí 18 años conocí a las Siervas de María y fui admitida en esta Congregación, para poder así acompañar a Jesús al pie de la Cruz, en ese momento de dolor, en su noche, ahora puedo estar con Él y el deseo de aquella niña de 5 años, hoy es una realidad, porque por su Gracia puedo permanecer a su lado, como lo hicieron María y el Discípulo Amado. Solo me queda decir que estoy feliz y que siento que he encontrado mi sitio, el lugar donde quiero vivir por siempre.

Y a aquellos(as) que sientan en su corazón el deseo de servir al Señor, les digo con San Juan Pablo II: “No tengan miedo y abran de par en par las puertas a Cristo”. Tengan la certeza de que Él les dará una alegría que nada, ni nadie les podrá quitar y busquen siempre y sobre todo el Amor, así el Señor les dará en esta vida el ciento por uno y en la otra Vida Eterna.

Sierva de María Ministra de los Enfermos
País de nacimiento: Cuba
Edad: 25 años
Ingresó al Instituto: 2012

 

No se admiten más comentarios